Seguro vida hipotecario

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida para una hipoteca?

Los bancos fueron diversificándose y creando líneas de producto más allá de sus habituales servicios, así con el tiempo los seguros de vida se fueron convirtiendo en uno de sus productos estrella.

Pero aunque es una creencia muy extendida, las entidades bancarias no pueden obligarte a contratar un seguro de vida junto a la hipoteca. De acuerdo a lo establecido en la última ley hipotecaria, la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, los bancos ya no pueden obligar a combinar productos, como los seguros de vida con las hipotecas. Con la anterior situación y la falta de transparencia que traía, los bancos practicaban acciones, que hoy, se consideran abusivas.

De hecho, el principal motivo de la creación de esta Ley Hipotecaria no es otro que regular la venta de productos vinculados con la hipoteca. Aún se pueden vincular pero cuando quede claramente demostrado que los productos vinculados suponen una ventaja para las personas que piden esa hipoteca, teniendo en cuenta el mercado, sus precios y su oferta. Y no debe haber perjuicio para el hipotecado por contratar el seguro de vida con una aseguradora externa.

Aunque también quedan regulados otros productos que solían ir en el “pack” como planes de pensiones o seguros de cualquier tipo. Según la OCU un 96 % de las personas que buscaban un seguro de vida con la hipoteca acabaron aceptando la oferta que les proponía el banco, y la mayoría de ellos no contempló o no sabía que el seguro de vida lo podía contratar con una aseguradora externa. Aceptaron basándose en las ventajas que la entidad les ofrecía como una rebaja en el tipo de interés. Te puedes encontrar un descuento del 0,6% si les contratas ambos productos.


¿Qué factores inciden en cuanto cuesta un seguro de vida?

De acuerdo a la misma Ley Hipotecaria, el banco sí que nos puede supeditar la firma del préstamo hipotecario a la contratación de una póliza determinada, pero nunca obligar a que esos seguros sean suscritos con ellos. Puedes contratarlos con la entidad que quieras, bancaria o aseguradora, y este seguro sólo será obligatorio cuando exista un préstamo hipotecario. Las condiciones de esta contratación son:

Tras saber las garantías que esperas de tu poliza deberás comparar entre el mayor número de aseguradoras posibles para encontrar el precio más asequible según tu presupuesto. La mejor forma es usando la herramienta comparador de seguros de vida ya que te mostrará una comparativa personalizada y comparando entre las mejores aseguradoras de manera rápida y cómoda.

  • El seguro obligatorio es el seguro de incendios, que no es exactamente un seguro de hogar. Esta contratación no tiene por qué ser con la misma entidad.
  • La ley no te obliga a contratar un seguro multirriesgo donde se incluyan todas las coberturas y accidentes posibles en un hogar, si no un seguro que incluya esa cobertura.
  • Puede que sea complicado encontrar un banco que ofrezca un seguro de hogar con sólo la cobertura de incendios, muchos intentarán vender un seguro multirriesgo de hogar.
  • El beneficiario asignado debe ser la entidad bancaria que te otorga el crédito.
  • Es una garantía del pago de la hipoteca, en caso de que la casa sufra algún daño que se incluya en esa cobertura, como incendios, fenómenos atmosféricos, explosiones, rayos, ....
  • Lo asegurado es el continente, no el contenido de la casa. Es la estructura, el edificio.
  • Contratar este seguro tiene bonificaciones fiscales.

¿Qué cubre el seguro de vida de una hipoteca?

La asociación con una hipoteca no varía en nada la principal función de la póliza de vida, cubrir el fallecimiento o invalidez total y absoluta del asegurado. La principal variación entre los seguros de vida hipotecarios y los clásicos seguros de vida-riesgo es que el beneficiario es la entidad financiera y no una persona, pues la indemnización servirá para cubrir la deuda hipotecaria contraída.

Algunos seguros de vida hipoteca también cubren la incapacidad temporal o enfermedades y accidentes que no te permitan seguir con tu actividad laboral, por lo que conviene leer bien las condiciones de la póliza antes de contratarla. Especialmente recomendable si eres autónomo y puedes garantizar la cobertura de enfermedad grave o accidente.

Otras coberturas complementarias que pueden incluir las aseguradoras son:

  • Segunda opinión médica
  • Atención telefónica 24 horas
  • Asesoría Jurídica
  • Asesoría testamentaria
  • Testamento Online
  • Cubrir gastos de sepelio

¿Qué pasa con la hipoteca si no tienes seguro de vida?

El principal problema sería que en caso de fallecimiento o invalidez absoluta del titular de la hipoteca, la deuda que hayas contraído con el banco pasaría a tus herederos. Esta es la principal causa de que las entidades financieras tengan tanto interés en suscribir un seguro de vida junto a la hipoteca. Es decir, seguiría vigente el dinero que se debe al banco y sólo se cambiaría el deudor de no mediar un seguro de vida, los herederos legales pasarían a ser los titulares de la hipoteca.


Modalidades de Seguros de Vida Hipotecarios

Asimismo, a la hora de escoger un seguro de vida también deberemos pensar en qué modalidad elegir, estas modalidades hacen referencia a la indemnización y la adaptación a la hipoteca. Hay 4 tipos:

  • Seguro de Vida con capital constante

    Con esta modalidad el capital asegurado se mantiene constante durante toda la vigencia de la póliza. Aunque el capital a amortizar con el banco vaya disminuyendo, la prima del seguro se mantiene estable. Con este seguro de vida, además de liquidar la hipoteca también se daría un extra a los beneficiarios de la póliza.

  • Seguro de Vida con capital decreciente

    Es el más habitual a la hora de contratar un seguro de vida hipotecario. En este, el capital decrece a la vez que el capital que queda por pagar por la hipoteca. El dinero asegurado será cada vez menor como el capital pendiente de amortizar con el banco, ya que va totalmente unido a la hipoteca.

  • Seguro de Vida de prima única

    Es el menos habitual, en él se paga una cuota única a la hora de contratar el seguro y así todo el préstamo quedaría cubierto. Es el que menos se contrata por una razón evidente, el riesgo y el capital a desembolsar son muy grandes.

  • Seguro de Vida con capital adicional

    Aquí, además de amortizar la deuda pendiente contratas el seguro de vida con un capital adicional para el beneficiario que elija.

  • Cancelar seguro de vida vinculado a hipoteca

    Otro tema que interesa mucho a la gente, o miedo en muchos casos, es saber si es posible cancelar el seguro de vida que hayan vinculado a la hipoteca. Y si, gracias a las reformas de la ley hipotecaria este asunto ya no es un problema, hay varias formas:

  • A los 30 días de la fecha en que firmes la póliza con la aseguradora o banco y te hagan entrega del documento acreditativo del seguro.
  • 30 días antes de la fecha anual de vencimiento o renovación.
  • 15 días desde que se establecen nuevas condiciones en la póliza. En el caso de que pase.

La notificación de la cancelación ha de ser oficial, y, en principio, se puede hacer por correo, presencialmente en alguna oficina de la compañía, por teléfono o por la web. Pero lo más seguro y la mejor manera en que no haya confusiones ni malentendidos es a través de un escrito con los siguientes datos:

  • Nombre y apellidos del tomador
  • DNI
  • Número de la póliza que quieres cancelar
  • Fecha del escrito
  • Especificar que quieres cancelar el seguro

Posteriormente, la compañía con la que tienes contratada la póliza deberá comunicarte que se ha procedido a la baja. Puede ser, que al estar asociado a la hipoteca dejes de recibir bonificaciones en la prima del seguro, y también deberás asegurarte de que han recibido el escrito y que todo quede claro, para evitar que pasen los 30 días de rigor y te renueven automáticamente la póliza.


¿Es mejor contratar el seguro de vida con la hipoteca con el banco o con una aseguradora?

Esta es una pregunta difícil de contestar porque la cuota que te puedan ofrecer, ya sea la entidad financiera o una aseguradora externa dependerá de varios factores. Por esto, lo mejor es acceder a un comparador de seguros de vida, para poder estudiar las ofertas y condiciones sin ceder, al menos de primeras, a las ofertas del banco. Si te han concedido la hipoteca lo normal es que te ofrezcan una rebaja en la prima del seguro de vida pero en general los precios que puedes conseguir con una aseguradora son más bajos.

Al final, lo único que tienes que hacer es comparar todas las ofertas y ver qué precios y qué coberturas, tanto principales como complementarias incluyen en sus condiciones, ver cual te conviene más y elegir. Si algo consiguió la reforma en la Ley Hipotecaria es la mayor posibilidad de elección para el asegurado.

En el mismo estudio de INESE, en el que se compararon seguros de vida hipoteca con aseguradoras como AXA, Santalucía o Asisa y bancos como Bankia, BBVA o Caixabank, se sacó la conclusión de que el precio de estas pólizas era de media un 75% más alto en las bancos que en las aseguradoras, llegando a valer casi 450 € más anualmente.

Estos datos que se sacaron en comparativas de gente de mediana edad y con capitales muy diversos (30.000 € y 120.000 €) muestran de forma bastante reveladora la gran diferencia que hay entre unos y otros. La mayor diferencia se daba en los seguros de vida de los más jóvenes y se igualaba, nunca llegando a la misma cuota, en los mayores de 50 años, donde el aumento “solo” era de alrededor de un 40%.


¿Merece la pena el seguro de vida de una hipoteca?

La respuesta global sería Si. Pero como todo, en estos casos es dependiente de tu situación económica, familiar y personal.

Por qué aconsejamos contratarlo:

  • Para proteger a tus hijos (beneficiarios, herederos). Es una forma de no dejarles una deuda pendiente en caso de fallecer, liberarlos de esa carga hipotecaria.
  • En caso de invalidez absoluta o total, o un accidente que interfiera en tu actividad laboral, es una buena forma de asegurar tu propio futuro.
  • Es una vía de tranquilidad, especialmente si tienes familia. Si, por ejemplo, tus hijos aún dependieran de tus ingresos y pasara algo grave, de no tener contratada esta póliza se verían envueltos en una situación muy peligrosa.
  • Bonificaciones. El capital a indemnizar está exento de tributar impuestos. Tanto en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones como del IRPF, esto supone un gran aliciente para la contratación.
  • Si lo contrataras con el banco supondría una rebaja en la cuota de la hipoteca.

Desgravar seguro de vida de la hipoteca

Se puede desgravar el seguro de vida vinculado a la hipoteca pero con algunas condiciones:

  • La firma de la hipoteca tiene que haber sido antes del 1 de enero de 2013.
  • Que el seguro fuera un requisito para conseguir la hipoteca.
  • Sólo si es la vivienda habitual, no la segunda residencia.
  • El máximo que se puede desgravar son 9.040 € o un 30% de los Rendimientos Netos del Trabajador.
  • La casilla para desgravar en la declaración de la renta es la 0200.

¿Cuánto tiempo es obligatorio el seguro de vida en una hipoteca?

Como hemos explicado, no es obligatorio el seguro de vida con la hipoteca, ni su contratación con el banco ni de forma externa. Tampoco es obligatorio mantener la póliza hasta completar la amortización del préstamo, la decisión de continuar, o no, con esa póliza es anual.