Seguro de salud sin copago y sin carencias

La fuerte demanda de seguros médicos privados ha forzado a las compañías aseguradoras a competir más que nunca, de manera que actualmente es el mejor momento para encontrar seguros de salud sin copagos ni carencias.

Siendo esta la mejor opción en el seguro de salud, se puede afirmar que actualmente existen muchos tipos de dicho seguro de asistencia sanitaria, y además que estos son la tónica general pues es esto lo que demanda el público. Y es que un seguro de salud de este tipo es el que recoge las máximas coberturas, garantizando al asegurado su salud y bienestar al máximo.

Entonces no solo se puede afirmar que existen dichos seguros, sino que además en este momento se encuentran estos seguros con la máxima calidad de la historia.

¿Que diferencias tienen estos seguros?

Existen diferentes tipos de póliza y por supuesto las hay con copagos y sin ellos, con carencias y sin ellas

  • En este caso los seguros médicos sin copagos ni carencias tienen mucha demanda, ya que nadie quiere tener que esperar esos periodos de carencia para tener todas las coberturas de su póliza de salud ni pagar sobrecostes extra.
  • En caso de contratar un seguro con periodos de carencia tendrá que esperar desde el alta del seguro, o desde que entra en vigor, hasta que pase el tiempo determinado para que el seguro cubra esa garantía.
  • Estos periodos en los que no te cubren todas las garantías de tu póliza suelen afectar a determinados servicios, como pruebas diagnósticas de alta tecnología, reproducción asistida, intervenciones quirúrgicas, segunda opinión médica internacional, etc... Estos pueden variar de una compañía a otra, al igual que el tiempo, que puede ser de 3, 6, 8, 12, 24 o 48 meses.
  • Además, en los seguros de salud sin copagos ni carencias, desde que contratas la póliza, sabes lo que vas a pagar y no pagarás sobrecostes, algo que sí pasaría en caso de tener copagos. Es decir, si su seguro tiene copagos, pagará una cantidad determinada por cada acto médico.

Por esta razón, este tipo de seguros médicos te aportan la tranquilidad de poder hacer un uso total del cuadro médico y sanitario de tu compañía, acudiendo al médico las veces que necesites. Nunca variará la cantidad que tendrás que pagar.